Vie. Jul 1st, 2022

    Alguna vez te has podido plantear si una pieza dental se puede salvar si tiene una caries, pues bien, en este post vamos a intentar dar luz sobre este tema. Pero antes vamos a hablar de lo que significa tener una caries. 

    Tener una caries significa tener una pieza dental con un hueco que puede llevar a hacer que esta misma se rompa. A veces conlleva que se necesite implantar una prótesis dental por la pérdida de la pieza afectada. Las caries son partes dañadas que se van convirtiendo en orificios. Normalmente se producen por las bacterias de la boca, por un consumo excesivo de azúcar y por una mala limpieza dental. Es una de los problemas de salud más comunes en la actualidad.  

    Es un tipo de afección que si no se trata debidamente puede afectar a capas más profundas generando un dolor intenso además de la pieza dental. 

    Este tipo de problemas cursa con diferentes síntomas dependiendo del tamaño o de la ubicación de la caries. Lo común es que cuando se está formando no genere ningún síntoma, hasta que con el crecimiento de su tamaño empiezan a aparecer los síntomas siguientes: 

    • Sensibilidad dental 
    • Dolor agudo ante cambios térmicos 
    • Dolor en la pieza afectada constante 
    • Manchas en la superficie de la pieza afectada 
    • Malestar al morder 

    Cuando se tiene la mínima sospecha de poder padecer una caries, lo ideal es ponernos en manos de profesionales, que puedan evaluar el problema y nos puedan ofrecer soluciones. 

    Los tratamientos que se pueden realizar para poder curar o salvar las piezas en cuestión son principalmente dos:  

    • Empastes: esta técnica consiste en limar la parte dañada del diente con la idea de que no se extienda a la raíz. A continuación, se rellena con un material compatible que permite comer y sonreír con total normalidad. 
    • Endodoncia: Este tratamiento consiste en sacar toda la pulpa del diente, desde su corona hasta el ápice. Y se realiza cuando la afectación es severa. 

    Las caries suelen darse con piezas con un mal acceso en el cepillado, también es cierto que hay alimentos que se adhieren de una forma especial a las piezas dentales, como puede ser la miel, la leche, el azúcar …etc. Pero sin duda, uno de los principales motivos por los que se generan las caries, es sin duda por una escasa higiene, un mal cepillado. 

    Si que es cierto, que la mejor manera de salvar una muela con caries es intentar prevenir esta afección lo más posible, como, por ejemplo, realizando un correcto aseo detallado, detrás de las comidas, usar enjuagues bucales y también el hilo dental. 

    Y parte más que importante para la prevención o bien para poder mantener una muela con caries es acudir una o dos veces al año a tu dentista de confianza. Esto va a ayudar a la prevención y sobre todo en el caso de tener alguna pieza afectada cogerla en una etapa muy temprana. 

    Con lo cual, te animamos a que cuides tu dentadura y que siempre tengas un gran profesional cerca, como los de www.clinicadentalherrera.es, para que en caso de encontrar una molestia nos pueda tratar. 

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.