Vie. Jul 1st, 2022

    Es importante revisar nuestra salud bucodental, pero sí que es cierto que para muchas personas es un problema, se siente insegura y aflora un miedo bastante común a este especialista. Es por eso que vamos a intentar dar unos consejos para que acudir a nuestro dentista de confianza sin dilatarlo en el tiempo e ir de la forma más relajada. 

    Lo primero que debemos hacer es encontrar un dentista de nuestra total confianza. Para ello te recomendamos que antes de nada te informes de los tratamientos que realiza, de cómo está la clínica, su ubicación, y si puedas infórmate de las opiniones de algunos de sus pacientes. Esto es bastante importante de cara a poder decantarse entre una clínica u otra.  

    Si quieres ir aún más tranquilo, te aconsejamos ir antes de la primera consulta a la clínica, esto va a permitirte conocer el espacio y al personal que va a tratarte. Respecto al personal, te recomendamos que te sinceres con ellos, que hables con el odontólogo y le expreses tus inquietudes y tus miedos cuando acudes como paciente al dentista, nadie mejor que él para poder aconsejarte y darte tranquilidad. Para esto, es importante no ir por primera vez a su consulta de urgencia.  

    Para nosotros siempre es recomendable que elijas en la medida de lo posible acudir a la visita con el dentista, en las primeras horas de la mañana, de esta forma tendrás menos tiempo de alimentar tus miedos a lo largo del día. Si lo ves necesario, acude con alguien de tu total confianza, sabemos que ahora es un poco más complejo por la pandemia, pero pregúntalo, tal vez eso te de la tranquilidad que necesitas.  

    A la hora de planificar una primera consulta, empieza por una primera toma de contacto suave o llevadera. De la misma forma, a muchas personas les sirve de mucho tener una señal con el especialista para hacerle saber al especialista si está incómodo o bien si necesita que pare en algún momento. También te recomendamos que no acudas muy pronto a la consulta, es decir, ajústate a la hora de forma que no tengas que estar esperando allí durante demasiado tiempo. Y siempre puedes llevarte tu música para poder relajarte y que te sientas lo más a gusto posible. En casos muy extremos, se puede aplicar una sedación consciente de forma que esa relajación te permita poder soportar el tratamiento que te tengan que realizar.  

    Lo fundamental es confiar en el profesional que va a atenderte, sabiendo que estás en unas manos que van a poder realizarte los tratamientos que puedas necesitar de la mejor forma posible. Y siempre pregunta todas tus dudas, para que cuando llegue el momento, no tengas ninguna preocupación. 

    Debes de saber que el miedo a este especialista es mucho más común de lo que parece, llegando a causar problemas en la salud dental y por lo tanto en la salud en general de esas personas. Si eres una de esas personas, ponte en manos de profesionales y si no siempre puedes acudir a tratar esta fobia a un psicólogo que te ayude a afrontar este miedo. Aún así, desde aquí te recomendamos que siempre acudas a centros en los que sepan lidiar con todos estos miedos, dentro de un ambiente de cercanía y comprensión. Un ejemplo claro es esta Clinica Dental Madrid.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.